Imprimir Enviar

Ecuador : Líder mundial en la lucha contra paraísos fiscales

Según expertos, los paraísos fiscales son territorios donde las élites y grandes empresas transnacionales depositan su dinero, en cuentas bancarias secretas, para evadir el pago de impuestos en sus propios países.

De esta manera se generan flujos financieros ilícitos que fomentan la corrupción y el lavado de dinero.

7.6 Billones de dólares de riqueza individual, según modestas estimaciones, están escondidos en paraísos fiscales, lo que representa el PIB de Alemania y Reino Unido juntos.

Los países latinoamericanos pierden más del 50% de ingresos por impuestos sobre la renta. Esto representa un freno para el desarrollo de los países del Sur, que necesitan estos fondos para el desarrollo económico. De Ecuador, y de acuerdo al Servicio de Rentas Internas (SRI) existen 94 consorcios de los 200 mayores grupos económicos ecuatorianos con vinculaciones con paraísos fiscales.

De esta manera, tanto en América Latina como en el mundo, los paraísos fiscales se van constituyendo como uno de los factores que aumentan la desigualdad, por el hecho de que la gente de clase media y baja paga impuestos y financia a los países, mientras que las elites no lo hacen.

paraisos-fiscales3El gobierno ecuatoriano propone la creación de un organismo internacional tributario de la ONU que pueda poner fin a los paraísos fiscales.

En septiembre de 2016, el Canciller Guillaume Long planteó la propuesta para la creación del organismo internacional de las NN.UU a la Asamblea General de la ONU. En enero de este año, el Presidente Correa le dio énfasis a este tema en su discurso de aceptación de la Presidencia del influyente grupo G77 de 134 países en vías de desarrollo, y afirmó que esto será central en la agenda para su periodo.

Actualmente, el sistema internacional consiste en una complicada red internacional de miles de tratados tributarios y sistemas internacionales paralelos. Esto crea agujeros en la legislación, y competencia entre países y jurisdicciones para reducir tasas de impuestos, que afecta negativamente a nuestras economías.

Un organismo tributario intergubernamental de la ONU eliminaría esta complejidad y las inconsistencias, y proveería reglas claras, democráticas y justas para terminar con la era de los paraísos fiscales. Esto daría pie a un sistema fiscal más justo e igualitario para todos.

El apoyo a la propuesta es contundente, tanto de parte del movimiento social mundial contra los paraísos fiscales que incluye varias ONG, expertos y economistas reconocidos, como del grupo G77, que realizó esta demanda hace años.